Auspiciado por: panelG

CEO FORECAST 2018

Inversión privada: Conoce las perspectivas del 2018

La inversión privada ha empezado a crecer en Perú desde el segundo trimestre del año, conozca las razones y lo que se viene para el próximo año.

El Perú no es el único país de América Latina que ha padecido una disminución de la inversión privada en los últimos años, pero es de los pocos que está empezando a salir de esa tendencia, afirma Segundo Capristán, director de APEF (Asociación Peruana de Finanzas), quien brinda, además, algunos consejos para que la economía pueda seguir atrayendo capitales privados.

SITUACIÓN ACTUAL
El principal atractivo de América Latina para atraer capitales son los sectores primarios (metales, agrícolas, hidrocarburos, etc.). Esos sectores son, también, los más representativos y lo que impactan con más fuerza en el producto bruto interno (PBI) de cada país.

En el caso peruano, la inversión privada en Perú se ha contraído por los menores precios de los minerales, y porque sigue afectada por la situación de Brasil, Venezuela y Argentina que impactan negativamente en la imagen de la región.

Sin embargo, Capistrán señala que el Perú se está empezando a diferenciar. “La inversión privada fue negativa durante los dos primeros trimestres del año, pero en el tercero se mostró positiva en 5.4%, básicamente por el crecimiento del sector de minería e hidrocarburos que creció en 23.2% mientras que la inversión diversificada y de infraestructura creció en 2.6%.

Para Alberto Rodríguez, director del Banco Mundial para Perú, Bolivia, Chile, Ecuador y Venezuela, los mejores precios de los minerales favorecerán las inversiones, no solo en minería, sino también en otros sectores.
“El alza del precio del cobre y otros metales de exportación permitirá un rebote de la inversión privada robusto, lo que tiene buen augurio para la economía. Es algo muy positivo para el Perú, pues la inversión en minería permitirá dinamizar la economía incentivando la inversión en otros sectores”, ha afirmado Rodríguez.

RETOS
Sin embargo, se trata de un proceso que requiere ser impulsado. “La inversión en el país está principalmente concentrada hacia los sectores primarios sin embargo es necesario incentivar la inversión en los sectores no primarios”, recomienda el director de APEF.

En el mismo sentido se ha expresado Hasan Tuluy, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. “Para aumentar la productividad es necesario aumentar el volumen, y aún más importante, la calidad de la inversión nacional y extranjera, que se destinen a sectores de alto valor agregado y, además, se enfoquen en pequeñas empresas con el objetivo de convertirlas en medianas y grandes”, afirmó.

PERSPECTIVAS
“Esperamos para 2018 una consolidación del crecimiento de la inversión, para ello el Perú debe lograr diferenciarse en todos los aspectos posibles de las malas prácticas de la región, esto considerando la mala influencia que tiene en los inversionistas el comportamiento de los países como Brasil y Venezuela”, sostuvo Capistrán.

Además, resaltó el destrabe de algunos grandes proyectos de asociaciones público privadas y la realización de las obras para los Juegos Panamericanos Lima 2019 que demandarán mayores desembolsos de dinero.

Capristán dijo que a nivel de la empresa, una reestructuración tendiente a brindarle más relevancia al quehacer financiero está dando buenos resultados. “Tenemos claros ejemplos de cómo las empresas han reconocido que el CFO está generando aportes trascendentes para el negocio y como estos conocen a la empresa desde dentro y ahora tienen una visión integral, no sólo una visión financiera”, señaló.

DATO
En tu revista G de gestión, podrás encontrar un suplemento de la última edición de Panel G CEO Forecast 2018. El evento reunió a que reunió a los principales CEOs para analizar la situación de diversos sectores de la economía: minería, financiero, tecnológico e industrial.